jueves, 22 de octubre de 2009

Rudolf Steiner

Durante la noche somos dos seres humanos. Aqui (izquierda) tenemos el cuerpo físico y el cuerpo etérico (amarillo). Este recorre el cuerpo fisico en toda su extensión. Y aqui (derecha) tenemos el cuerpo astral, que de noche se encuentra fuera del ser humano (rojo). Este es muy pequeño en su parte superior y abajo enormemente barrigón. Luego tenemos el yo (violeta). Es así como somos de noche.Es decir, de noche somos bajo todo punto de vista dos seres humanos. Rudolf Steiner, 16 de junio de 1923.

martes, 8 de septiembre de 2009

Francis Picabia

Mujer con perro

jueves, 23 de julio de 2009

viernes, 26 de junio de 2009

miércoles, 17 de junio de 2009

Creo que es un cuento

(fragmentos) UNO Creyó que detrás de la esfera había otra esfera un poco más infinita y que detrás de ella habitaba un Ser entre unas montañas, también ellas infinitas. Creyó que si alcanzara aunque sea luego de varios intentos al menos a la primera esfera quizá entendería, quizá formaría parte de ese espacio y pudiera ver un poco más allá del Ser y las montañas (y otros mares de cosas que imaginaba). ¿Cómo llegar a esa esfera? DOS Le contó algo así como que cuando caminaba algunas chapitas o metales en el atardecer brillaban, y debía levantarlas, escribir algo en un pequeño papel que encontrará en su bolsillo, rotularlas y guardarlas en una caja que ya casi rebalsaba de chapitas rotuladas. También en esos momentos estaba entendiendo que sin el dedo chiquito de la mano, algunas personas harían lo mismo que con él. Todo estaba en la música. TRES Los caracoles andaban reptando mucho. CUATRO Lo de las chapitas la tranquilizaba, alguna comunicación existía en todo eso de las chapitas. Parecido a las semillas en los frascos. Parecido a lo de la luz. Chapitas rotuladas. CINCO Alguna decía: “el jazmín de la casa y un malvón dicen lo que es de ser”. “Siempre son las cinco de la tarde, todos los días son las cinco de la tarde ¡¡Hay que merendar con algún sombrerero loco!”, decía en un papel que envolvía cinco chapitas igualmente oxidadas. “…Si tus zapatillas tienen tres cordones o a veces mas (según cuantas quieras atar a tus pies) deberás caminar más allá de la torre de botas donde te encontraras con el caminante del sur. El te ayudara a acordonarte sin caer”. Decía en un papel que envolvía una tuerca. Del otro lado del papel podía leerse: 1Kg. De papas. Ajo, mandarinas, 300 de levadura, jabón en polvo, crema enjuague, 1 paquete de aceitunas sin carozo. Fragmentos, pedazos de escritos, que le hacían acordar a la chapita, al brillo lumínico de aquel atardecer, o simplemente le venían, quien sabe desde donde. Quizás, desde la esfera. SEIS La telepatía lumínica. Ya le contaría más. A ella le parecía mas asombroso lo de los parpados, no se había animado a contárselo. Algo estaba cambiando, en realidad, TODO del todo, estaba transformado. El caso era extraño. Mr. Hyde – Dr. Yekyll, Dr. Yekyll – Mr. Hyde. Y…La luz. La comunicación. El ser humano. El animal. Primate. Salvaje y monedas. Desde otros lados. Interactuando. Algo en la teta izquierda daba vueltas sin sentido. Y una puerta se abría con menos sentido aún. Pidiendo apagar algo. ¿O pagar algo había pedido? Porque pegarle a alguien no era. Aunque sin patadas, podía ser. Sin patadas de la cintura para abajo. Eso! Sin patadas de la cintura para abajo, y nos agarramos. Apagar, pagar o pegar, eran tal vez las tres cosas. Luz, primate y monedas, sin patadas de la cintura para abajo. Y nos agarramos. SIETE Lo más importante ahora era el calor que hacía ese día, y el asunto de los parpados que no se resolvía. Él no llamaba y no sabía después de esas cinco horas de espera adonde habría ido a parar. Ninguna señal, no se sabía nada. Tendría que escuchar la luz, pero el asunto estaba complicado. Una interferencia andaba dando vueltas, ¿serían las esferas?, o tal ves era porque no había encontrado ninguna chapa que brille de esa manera en estos últimos días. Todo estaba tan estancado. Se nadaba en un poso, queriendo agarrar las estrellas que se reflejaban desde el cielo en las aguas de un poso, se creía estar cada vez más cerca de la estrella y en cuanto llegaba, todo se volvía borroso y se camuflaba entre las aguas. Hasta que allá mas lejos, se veía otra estrella y comenzaba la búsqueda hasta ella, imaginándose algún día, tener una entre sus manos, solamente para acariciarla un poco y preguntarle algo acerca de la luz, de las esferas o de cuanto tiempo podía aguantar una estrella abajo del agua. Cada día aparecía un interrogante distinto. Y cada día se agotaba más de nadar en el poso, sin saberse nadando. OCHO ¿Donde estaba la luz?, algo en la comunicación, algo en la comunicación, ¿ y los parpados?. Los parpados le dolían, las pupilas también y su cuerpo chorreaba, parecía baba, todo se pegaba, la ropa estaba mojada y el sudor le hacia cosquillas en la nuca. Tres Kilos de papas, veinticinco de zapallos y un sillón gigante parecían estar atados a sus piernas. En la espalda le pesaban dos sandías y un Mamut nonato de 400 kilos. Pero sin embargo caminó igual aquellas cuadras. Trescientas veinticinco veces se dijo que no volvería a nadar en el poso, sin embargo las estrellas brillaban, todas ellas brillaban fuertemente en las aguas. Parecían chamuscarle las pestañas con su fuerte brillo. NUEVE Sus contactos estaban perdidos, debía salir de ese páramo de mentiras, para encontrar nuevamente la conexión de la luz. O jugar de nuevo al ajedrez con el sapo gris, tirando del hilo invisible para que caigan las manzanas y endulcen naturalmente el camino. Que por supuesto no se sabía para qué lado estaba. DIEZ Podían verse detrás de la esfera, mas esferas todavía. Detrás de eso, parecía que no había más que otra cosa. Su cabeza era solo una esfera, se estaba volviendo una esfera, que no tenía un fin. El zapallo estaba quemado, y el olor se desparramaba por el ambiente. ¿Pero que guata mental estaba taponándole las ideas? Una guata espesa le salía como a un muñeco de trapos. TRAPOS. Más que guata eran trapos e hilachas que le salían por la garganta y a veces por los ojos, cayendo al piso (si es que en medio de todo eso existía un piso). Ya no se veía. Un cautiverio de trapos taparía el cuerpo. Y empezaría una repetición sucesiva de guatas-trapo caminando por una inmensa cornisa donde no se sabía para que lado caer. Porque en caer estaba la cuestión, había que caerse y entrar en el infinito o pisar tierra firme de una vez por todas. Quizás ya se había caído y por eso su cabeza era una esfera.

MaRina, Creo que es un cuento, fragmentos continuados)

creo que sigue en la otra pagina...

jueves, 21 de mayo de 2009

PINK FLOYD

THE THIN ICE
Momma loves her baby
And Daddy loves you too
And the sea may look warm to you Babe
And the sky may look blue
Ooooh Babe
Ooooh Baby Blue
Ooooh Babe
If you should go skating
On the thin ice of modern life
Dragging behind you the silent reproach
Of a million tear stained eyes
Don't be surprised, when a crack in the ice
Appears under your feet
You slip out of your depth and out of your mind
With your fear flowing out behind you
As you claw the thin ice
MAMÁ QUIERE A SU NIÑO
Y PAPÁ TAMBIÉN TE QUIERE.
Y EL MAR PUEDE PARECER CÁLIDO.
Y EL CIELO PUEDE PARECER AZUL
PERO, OOOOH PEQUEÑO
OOOOH PEQUEÑO TRISTE
OOOOH PEQUEÑO
SI FUERAS A PATINAR
SOBRE EL DELGADO HIELO
DE LA VIDA MODERNA
ARRASTRANDO TRAS DE TI
EL SILENCIOSO REPROCHE
DE UN MILLÓN DE OJOS
BAÑADOS EN LÁGRIMAS
NO TE SORPRENDAS,
CUANDO UNA GRIETA EN EL HIELO
APAREZCA BAJO TUS PIES
EMERGE DE TUS PROFUNDIDADES
Y DE TU MENTE
CON TU MIEDO EMANANDO DE TI
MIENTRAS ESCARBAS EN EL DELGADO HIELO

Tres Cuartos

viernes, 15 de mayo de 2009

REP

EL NIÑO AZUL

martes, 5 de mayo de 2009

Atahualpa

LOS EJES DE MI CARRETA
Porque no engraso los ejes
me llaman abandona'o.
Si a mi me gusta que suenen
pa'qué los quiero engrasa'os
Es demasiado aburrido
seguir y seguir la huella
andar y andar los caminos
sin nada que me entretenga.
No necesito silencio
yo no tengo en quién pensar.
Tenía, pero hace tiempo
aura ya no tengo más.
Los ejes de mi carreta
Nunca los voy a engrasar...

jueves, 30 de abril de 2009

Oswaldo Guayasamín

Las manos de la protesta. (la edad de la ira)
EL GRITO
El corazón es un arco.
Casi no cabe en el pecho.
Y vuela quebrada arriba
El grito de los arrieros.
Peligro, marcha, atención.
Coraje, pena, despecho.
El grito salta en las piegras
Atropellando el silencio.
Alegrías pasajeras.
Sombras que duelen adentro.
Angustia de cien caminos
Tienen los gritos del cerro.
Poncho azul y colorado.
Buen caballo y buen apero.
El corazón, como un arco
Que ya no cabe en el pecho.
Y en la mitad del camino
Un grito que llena el cerro,
Diciendo cosas distintas
Aunque parezcan lo mesmo.
(poema, Atahualpa Yupanqui)

sábado, 25 de abril de 2009

HERMENEGILDO SABAT

115 "Organizar de tal modo nuestra vida que ella sea un misterio para los demás; que quien mejor nos conosca sea, apenas, uno que nos desconoce de más cerca que los otros. Así forjé yo mi vida, casi sin proponérmelo, pero fue tanto el arte instintivo que puse en hacerlo que para mí mismo me convertí en una no del todo clara y nítida individualidad creada por mí." Fernando Pessoa.

como Bernardo Soares, Libro del desasosiego.

Matar o no matar

(...esa es la cuestión...)
" 3. La prohibición absoluta de matar a un ser humano debe ser el axioma de cualquier ética coherente. Tal tabú es la base de cualquier moral, es el único principio sólido. Los conceptos como defiende la patria, por ejemplo, están hechos de arcilla y pueden valer para murallas, pero no son adecuados como cimientos. "
" 5. Hasta el momento, he conseguido no matar. Con un poco de suerte seguiré evitándolo."
Aforismos de György Konrad.

La mansa

IV

"Cinco minutos antes y no hubiera sido tarde"

F. M. Dostoievski

La nariz

"Metió sus dedos y sacó...¡una nariz!..."
N.V. Gógol.

martes, 21 de abril de 2009

Liliana Felipe

YO MANEJO
No bebo para olvidar
se me olvida y no me acuerdo
¿dónde dejé la botella?¿y dónde está tu recuerdo?
¿lo dejé del lado izquierdo
o en la punta de una estrella?
Entraron diez elefantes
invitados a la fiesta.
Eran rosas y celestes
montados en una taza.
Era una manada escasa
como de Berlín del Este.
Eran rosas y celestes
¿o eran verdes y amarillos?
Y yo ya acabé de estar
me voy a otras latitudes.
Tomo las de Villadiego
y no quiero que me ayudes.
Me largo de este festejo
no me ayudes... ¡yo manejo!
Dame las llaves, te digo,
me siento perfectamente.
No vaya a decir la gente
ya ves cómo son, ya sabes,
tú vente discretamente
y no me jodas... ¡yo manejo!.
Fui derechito a mi casa
manejé como una reina
pero desperté en Gayosso
siendo yo la de la fiesta.
Me enterraron con las llaves
y una botella de añejo.
Y en mi epitafio pusieron:
NO ME CHINGUEN, ¡YO MANEJO!
Liliana Felipe.

www.myspace.com/lilianafelipe

http://www.myspacelilianafelipe1/

jueves, 16 de abril de 2009

Dengue Autoctono.

Acuarelas y tinta.

Cabeza de bandoneón

Libro intervenido.

martes, 14 de abril de 2009

Sueño del que no nacio

Libro intervenido

En la colonia penitenciaria

lunes, 6 de abril de 2009

Remerilla

Musculosa con parche pintado a mano.

Remera

Remera estampada con parche pintado a mano.

martes, 31 de marzo de 2009

Jorge de la Vega

Danza de montaña.
1963
tecnica mixta sobre tela.

domingo, 22 de marzo de 2009

sábado, 21 de marzo de 2009

La Wiphala

"ORGANIZACIÓN, ARMONÍA, UNIDAD E IGUALDAD" Es el símbolo de identificación Nacional y Cultural de los Andes. Para los aymara, la wiphala es la expresión del pensamiento filosófico andino, en su contenido manifiesta el desarrollo de la ciencia, la tecnologia y el arte; es también la expresión dialéctica del Pacha-kama y Pacha-mama, es la imagen de organización y armonia, de hermandad y reciprocidad en los andes.
Los siete colores de la wiphala:
Rojo: representa al planeta tierra (aka-pacha), es la filosofía cósmica en el pensamiento y el conocimiento de los AMAWTAS.
NARANJA: representa la sociedad y la cultura
AMARILLO: representa la energía y fuerza (ch'ama-pacha) es la doctrina del Pacha-kama y Pacha-mama: la dualidad (chacha-warmi)
BLANCO: representa al tiempo y a la dialéctica (jaya-pacha), el arte, el trabajo intelectual y manual que genera la reciprocidad y armonia dentro la estructura comunitaria.
VERDE: es el símbolo de las riquezas naturales.
AZUL: representa al espacio cósmico, al infinito (araxa- pacha), es la expresión de los sistemas estelares del universo y los efectos naturales que se sienten sobre la tierra
VIOLETA: representa a la política y la ideologia andina, es la expresión del poder comunitario y armónico de los Andes.

domingo, 15 de marzo de 2009

SPINETTA

POR
Árbol, hoja, salto, luz, aproximación, mueble, lana, gusto, pie, te, marcas, miradas Nube, loba, dedo, cal, gesticulador, hijo, cama, menta, sien, rey, fin, sol, amigo, cruz. Alga, dado, cielo, riel, estalactita, mirador, corazón. Hombre, rayo, felpa, sed extremidad, inslación, parecer. Clavo, coito, Dios temor, mujer, por.
Spinetta.
Pescado Rabioso. Artaud (1973)
"¿Acaso no son el verde y el amarillo cada uno de los colores opuestos de la muerte, el verde para la resurrección y el amarillo para la descomposición y la decadencia?"
(Antonín Artaud, carta a Jean Paulhan, París, 1937)

viernes, 13 de marzo de 2009

Sueño de barrilete

Hoja de libro intervenido.

Un Cronopio

Pintura.
Oleo y enduido sobre lienzo.
"Un cronopio se hizo una casa y siguiendo la costumbre puso en el porche diversas baldosas que compró e hizo fabricar. Las baldosas estaban colocadas de manera que se las pudiera leer en orden. La primera decía: Bienvenidos los que llegan a este hogar. La segunda decía: La casa es chica pero el corazón es grande. La tercera decía: La presencia del huésped es sueve como el césped. La cuarta decía: Somos pobres de verdad, pero no de voluntad. La quinta decía: Este cartel anula a todos los anteriores. Rajá perro."
( Historia de Cronopios y de famas, Julio Cortázar)

GESTO

Cuantas mariposas y cuerpos ultrajados habitan dentro de un árbol seco?. Muchas más que las hormigas que rodean a un sapo muerto. Y muchos menos que los cardos de la casa vecina. En el crujir, vuelan, desprendiéndose del tronco. Cada grieta es un abismo infinito hacia las duras raíces. Y esos tumultosos rostros sin perdón por los hechos, remueven viejas nervaduras al envolverse entre el musgo. Del brote parece surgir, una sustancia acuosa. Y una pegajosa lagaña se desprende de aquellos ojos nacientes. M aRi nA.

Balada para mi muerte

Hoja de libro intervenido.

OMBLIGO VOLADOR

Estaba acostada
Cuando
de repente
explotó mi ombligo,
estalló en mil pedazos.
Mientras contemplaba
el espacio paralelo,
ese Tao de vida
Sumergida en el éter
De repente mi ombligo brotó
cual una flor.
Mi tercer chacra fisuró,
se convirtió en mariposa.
Me quedé sin origen,
sin ese pedazo cosido de cordón umbilical.
Se que todavía vive,
pero ya no está conmigo.
Creo que lo extraño,
- más la pelusa, ¿dónde andará? -
el fue mi nudo concejero,
lo escuchaba por las noches,
imitaba como ninguno las canciones de Edith Piaf.
M aR iN a

PAISAJE

De mi montaña especial,
quiero que tomes una piedra.
Y que la arrojes al aire con todas tus fuerzas
Pero sin cortar el fino hilo,
que sostiene a la luna de esa estrella.
O que me aplaste compacta la media mitad lunaria.
M a Ri N a

Alma de Bandoneón

Hoja de Libro Intervenido.

jueves, 12 de marzo de 2009

Antonio Saura

Retrato imaginario de Brigite Bardot (1962).

sábado, 7 de marzo de 2009

Pollerillas

Frente y Espalda

viernes, 6 de marzo de 2009

LINIERS

EL ETERNAUTA

El viajante de la eternidad...
Guión de Héctor Germán Oesterheld, ilustración de Francisco Solano López, dos grandes autores.
El primero, desaparecido por la dictadura militar que aplastó la cultura argentina en la década del 70.
Una historia de ciencia ficción centrada en Buenos Aires.
Comienza en Vicente López, donde viven los personajes principales.
Para ser ciencia ficción esta historia ha tenido varios análisis politicos e ideologicos.
Podría ser vista como una historia real, ficcionada.
Los manos, los ellos, los cascarudos, son solo algunos de los invasores que aparecen en esta historia haciendo recordar a las fuerzas militares, a la lucha de clases. Exceptuando a los "Ellos" que son mencionados pero no aparecen propiamente en ningún momento, ninguno de los invasores es realmente malvado en sí mismo, sino que se trata de seres forzados a cumplir la voluntad de otros.

jueves, 5 de marzo de 2009

Alfredo Casero

GATO NO SOPORTA RADIACION http://www.youtube.com/watch?v=2cPl4xLHzkI (Alfredo Casero-cha-cha-cha)

martes, 3 de marzo de 2009

Hijikata y Ohno.

Tatsumi Hijikata y Kazuo Ohno.
Creadores de la Danza Butoh.
o
Danza de las tinieblas.
Entre el mundo del sueño y el ensueño.

BU (enterrarse con los pies) TOH (para poder volar con los brazos).

"Recuperar la herida que se olvida al nacer".